EL CASO BÍBLICO PARA EL POSMILENIALISMO PURITANO

Por: Nick Schoeneberger, sobre el Sermón del Pastor David Silversides “Postmilenialismo y Apocalipsis 20”

Traducido al español por: Carlos J. Alarcón Q.

Las siguientes notas fueron tomadas mientras escuchaba el sermón “Postmilenialismo y Apocalipsis 20” del reverendo David Silversides. El reverendo Silversides presenta varios puntos de vista sobre el Milenio al examinar cada uno en términos de qué tan bien aborda los aspectos clave de la profecía bíblica, prestando especial atención al atamiento y desatadura de Satanás y el impacto en la propagación del Evangelio.

El Reverendo Silversides es un pastor en la Iglesia Presbiteriana Reformada de Irlanda que desciende de los Pactantes (Covenanters) escoceses. Como la mayoría de los Pactantes también lo hicieron, el Reverendo Silversides sostiene lo que se conoce como la visión Historicista Postmilenial de los Últimos Días. El Reverendo Silversides se refiere a esto como la “forma puritana ortodoxa” del posmilenialismo porque, en efecto, fue sostenida por muchos de los puritanos y se distingue de las versiones del posmilenialismo del siglo 20, como usted descubrirá.

Felicito a cualquier lector que esté interesado en un examen completo de las profecías bíblicas desde la perspectiva del posmilenismo histórico para leer las obras del Dr. Francis Nigel Lee, que ha publicado numerosos trabajos (Apocalipsis y Daniel son altamente recomendados) y los ha puesto a disposición con gracia. En línea de forma gratuita.

___________________________________________________________________________________________________

Los últimos días (plural) se definen como el tiempo desde la primera venida de Cristo hasta su segunda venida.

“Dios, habiendo hablado muchas veces y de muchas maneras en otro tiempo a los padres por los profetas, en estos postreros días nos ha hablado por el Hijo, a quien constituyó heredero de todo, y por quien asimismo hizo el universo;” [Heb 1: 1-2]

Hay 7 visiones del Apocalipsis con énfasis creciente en lo que sucederá en el final (el último día), después del cual es el estado eterno.

POR QUÉ EL PREMILENIALISMO DEBE SER RECHAZADO:

El premilenialismo afirma que Cristo vendrá y reinará visiblemente en la tierra 1.000 años antes del juicio final.

El único pasaje posible del cual podemos extraer un reino terrenal de Cristo es 2 Tes. 1:8-10:

“… En llama de fuego, para dar retribución a los que no conocieron a Dios, ni obedecen al evangelio de nuestro Señor Jesucristo; los cuales sufrirán pena de eterna perdición, excluidos de la presencia del Señor y de la gloria de su poder, cuando venga en aquel día para ser glorificado en sus santos y ser admirado en todos los que creyeron (por cuanto nuestro testimonio ha sido creído entre vosotros).”

Sin embargo, esta interpretación del pasaje de 2 Tes. 1 es problemática, ya que las Escrituras enseñan que el regreso de Cristo es un evento único al final acompañado por la Resurrección y el Juicio, por lo que no puede interpretarse con una visión premilenial como se ve en los siguientes pasajes:

Juan 5:28-29 “No os maravilléis de esto; porque vendrá hora cuando todos los que están en los sepulcros oirán su voz; y los que hicieron lo bueno, saldrán a resurrección de vida; mas los que hicieron lo malo, a resurrección de condenación”.

Hechos 2: 34-35”Porque David no subió a los cielos; pero él mismo dice: Dijo el Señor a mi Señor: Siéntate a mi diestra, Hasta que ponga a tus enemigos por estrado de tus pies”.

Observe que la victoria de Cristo sobre sus enemigos claramente no está completa a su regreso en la vista premilenial. De hecho, Cristo permanece a la diestra del poder hasta la restitución de todas las cosas: la plenitud de los gentiles y los judíos que están siendo injertados en la raíz que los gentiles están injertados (Romanos 11):

Hechos 3:19-21: Así que, arrepentíos y convertíos, para que sean borrados vuestros pecados; para que vengan de la presencia del Señor tiempos de refrigerio, y él envíe a Jesucristo, que os fue antes anunciado; a quien de cierto es necesario que el cielo reciba hasta los tiempos de la restauración de todas las cosas, de que habló Dios por boca de sus santos profetas que han sido desde tiempo antiguo”.  

En lugar de un regreso premilenial, Cristo debe permanecer a la diestra del Padre hasta el cumplimiento de la gran profecía de victoria en el versículo 25 a continuación:

1 Cor 15:23-25:25 “Pero cada uno en su debido orden: Cristo, las primicias; luego los que son de Cristo, en su venida. Luego el fin, cuando entregue el reino al Dios y Padre, cuando haya suprimido todo dominio, toda autoridad y potencia. Porque preciso es que él reine hasta que haya puesto a todos sus enemigos debajo de sus pies”.

El reino que está a la diestra del Padre.

Juan 6:39: “Y esta es la voluntad del Padre, el que me envió: Que de todo lo que me diere, no pierda yo nada, sino que lo resucite en el día postrero”.

El “último día” es el día después del cual no habrá más días sino solo el estado eterno (CFW Capítulo 33).

Y aquí, citando al Dr. Silversides, es una condena completa del error de la visión premilenial:

“El premilenialismo propone un Cristo glorificado y santos glorificados en medio de un mundo caído y una tierra no renovada. ¡El mismo Cristo glorificado que hizo que un Juan no glorificado se pusiera de pie como un muerto (Ap. 1:17)! ¡Para que Cristo habite en un mundo donde el pecado aún existe sin juzgar y sin castigo, esto implicaría una medida de humillación para el Señor Jesucristo y eso es impensable! La humillación de Cristo ha terminado y él es exaltado a la diestra de Dios. ¡No habrá humillación otra vez para el redentor! Y cuando venga, será para juzgar al mundo con justicia y para poner fin a toda contradicción de sus soberanas y majestuosas reclamaciones”.

POR QUÉ EL AMILENIALISMO DEBE SER RECHAZADO:

El amilenialismo, o quizás más literalmente, el no milenialismo afirma que no hay milenio figurativo o literal. Dios no ha señalado ningún momento en el que sus bendiciones estén en la tierra aparte de la era del Nuevo Testamento en su totalidad. Ninguna abundancia sin precedentes del Espíritu de Dios será derramada.

Rechazamos el amilenialismo por las siguientes cinco razones:

1) La atadura de Satanás: La atadura de Satanás no se refiere a que Cristo realizó la redención en la cruz. La razón es que Apocalipsis 20: 3,7 “y después de eso, debe ser liberado un poco de tiempo”. También, “Y cuando los mil años hayan expirado, Satanás será liberado de su prisión” y, por lo tanto, la atadura de Satanás es soltada por un tiempo, pero el trabajo redentor de la cruz nunca puede revertirse. El triunfo de Cristo es irreversible. Si al atascamiento le sigue un aflojamiento, no puede ajustarse a la obra de la cruz.

La atadura de Satanás tampoco puede ser marcada en Pentecostés, lo cual no se puede revertir. La mayor presencia del Espíritu que en la Iglesia del Antiguo Testamento y sus efectos nunca será erradicada.

El atar y desatar a Satanás en cambio se refiere a una variación en el grado de aplicación de la redención entre los hombres por el espíritu de Dios que actúa en los corazones de los elegidos. No en la redención realizada, sino en el grado de efectividad de la predicación del Evangelio.

2) Los 1,000 años no representan la edad del Nuevo Testamento como una totalidad. No hay motivos para comenzar los 1,000 años en el Nuevo Testamento porque no comienzan en la cruz. Además, estos 1,000 años terminan ANTES del final: Ap. 20: 3,7 nuevamente. Así que no termina en la segunda venida de Cristo. Así que el milenio no puede representar toda la era del Nuevo Testamento.

3) El reinado con Cristo no se refiere al estado intermedio celestial de los santos que están con Cristo desde su muerte hasta la segunda venida porque este reinado finaliza ANTES del final que inaugura el estado eterno.

Apocalipsis 20: 4, 7: Y vi tronos, y se sentaron sobre ellos los que recibieron facultad de juzgar; y vi las almas de los decapitados por causa del testimonio de Jesús y por la palabra de Dios, los que no habían adorado a la bestia ni a su imagen, y que no recibieron la marca en sus frentes ni en sus manos; y vivieron y reinaron con Cristo mil años (…) Cuando los mil años se cumplan, Satanás será suelto de su prisión…”

Este reinado no dura hasta el último día y, por lo tanto, no puede referirse al estado intermedio de los creyentes en el cielo que esperan la resurrección.

Tampoco representa la regeneración que es permanente.

4) La primera resurrección no es la entrada del creyente a la gloria en la muerte. Apocalipsis 20:4-5, esta resurrección lleva a algo que termina con el pequeño período de Satanás.

Apocalipsis 20:5: “Pero los otros muertos no volvieron a vivir hasta que se cumplieron mil años. Esta es la primera resurrección”.

5) La segunda resurrección mencionada en el versículo 5 no es la resurrección del cuerpo.

  1. Se aplica solo al resto, no al todo; por lo tanto, no es descriptivo de la resurrección general.
  2. Algo análogo a la primera resurrección: estos viven hasta el final de los 1,000 años.
  3. No se lleva a cabo el último día: “Pero el resto de los muertos no volvió a vivir hasta que se cumplieron los mil años”, que es antes del pequeño período de Satanás. La resurrección corporal tiene lugar solo en el último día.

El amilenialismo falla porque no trata adecuadamente con el pequeño período de Satanás, que debe venir después de los 1,000 años.

POR QUÉ SE DEBE RECHAZAR EL POSMILENIALISMO DE RUSHDOONY:

En contraste con el posmilenialismo historicista, el posmilenialismo de Rushdoony es esencialmente el mismo que el amilenialismo, excepto que el reinado con Cristo se aplica al progreso general y al triunfo del Evangelio a lo largo de la era del Nuevo Testamento.

En este esquema, los 1,000 años y el pequeño período de Satanás no son períodos de tiempo, sino períodos figurativos que representan el triunfo relativo del Evangelio y la inutilidad de la resistencia de Satanás. Los períodos de tiempo son meramente simbólicos de la fuerza relativa del Evangelio frente a la resistencia ofrecida por Satanás. Es un patrón de avance general del Evangelio desde la primera a la segunda venida de Cristo.

Sin embargo, en Apocalipsis, los períodos simbólicos de tiempo son simbólicos de los períodos REALES de tiempo. La cantidad de tiempo es simbólica pero aún se refiere a períodos de tiempo que existen o existirán. Debido a que el posmilenialismo de Rushdoony toma prestada la visión no milenaria de los períodos representados en la profecía bíblica, en última instancia también debe ser rechazada.

PORQUÉ DEBE ACEPTARSE EL POSMILENIALISMO PURITANO (HISTORICISTA) ORTODOXO:

El posmilenialismo puritano postula que Cristo viene después de un período milenario de gran bendición y avance de la verdad y el Evangelio.

¿Por qué el posmilenialismo puritano explica mejor la profecía bíblica?

1) La atadura de Satanás debe referirse al progreso del Evangelio porque es reversible. El avance del Evangelio está sujeto a los flujos y reflujos divinamente ordenados. La presencia de períodos de avivamiento en la historia de la iglesia apoya esta comprensión.

2) Los 1,000 años deben referirse a un período de gran avance del Evangelio.

No representa toda la era del Nuevo Testamento. Es un período comparativamente largo que precede a un período comparativamente corto en el que Satanás es desatado nuevamente por un tiempo y luego tenemos el último día antes del estado eterno.

Es un período de tiempo designado y completo (10 x 10 x 10 indica un período de tiempo prolongado), cuando la oposición de Satanás al Evangelio es limitada y coincide con el reinado de los santos y viene después de que muchos hayan sido martirizados por el nombre de Jesús [Ap. 20:4].

Termina antes del cierre de la era del Nuevo Testamento [Ap. 20:3, 7].

3) El reino de Cristo se refiere al avance glorioso de la causa por la cual murieron los mártires.

Se les dio el juicio. Aquí, el juicio significa la vindicación de la causa justa de uno. El Señor venga las muertes de los mártires.

Daniel 7: 21-22: “Y veía yo que este cuerno hacía guerra contra los santos, y los vencía, hasta que vino el Anciano de días, y se dio el juicio a los santos del Altísimo; y llegó el tiempo, y los santos recibieron el reino”.

El anticristo que buscaba desgastarlos es destruido. El juicio no es dado a los MISMOS santos que el Anticristo persiguió, sino a sus sucesores espirituales. El avance sin precedentes de la causa del Evangelio los reivindica a ellos y a su causa.

Apocalipsis 6:9 Cuando abrió el quinto sello, vi bajo el altar las almas de los que habían sido muertos por causa de la palabra de Dios y por el testimonio que tenían. Y clamaban a gran voz, diciendo: ¿Hasta cuándo, Señor, santo y verdadero, no juzgas y vengas nuestra sangre en los que moran en la tierra? Y se les dieron vestiduras blancas, y se les dijo que descansasen todavía un poco de tiempo, hasta que se completara el número de sus consiervos y sus hermanos, que también habían de ser muertos como ellos.

Esto tiene lugar durante el milenio.

La reivindicación completa está en la segunda venida de Cristo

4) La primera resurrección es el glorioso renacimiento de la Iglesia en la Tierra (causa por la cual sufrieron los mártires). Un período que termina antes del final de la era del NT. No es una resurrección física porque puede revertirse como lo será por un tiempo.

5) La segunda resurrección (v. 5) es el resurgimiento de la impiedad al final del milenio que trae el pequeño período de Satanás. Esto se limita al “descanso” (no a la resurrección de “todos”). Después de esto, Cristo viene en juicio.

6) Evidencia que lo confirma:

Paralelos con Ezequiel 37-48 Reavivamiento de Israel, Destrucción de Gog y Magog, Visión de un hermoso templo

Apocalipsis 20-22: Milenio, Destrucción de Gog y Magog, Ciudad Santa y templo embellecido

ENTONCES: La visión de los huesos secos traídos a la vida es paralela al AVIVAMIENTO de la iglesia, el período más glorioso del Evangelio.

Destrucción del anticristo en Daniel 7:26: Pero se sentará el Juez, y le quitarán su dominio para que sea destruido y arruinado hasta el fin, y que el reino, y el dominio y la majestad de los reinos debajo de todo el cielo, sea dado al pueblo de los santos del Altísimo, cuyo reino es reino eterno, y todos los dominios le servirán y obedecerán.

2 Tes. 2: 8 le da mayor peso a la visión de que este hombre de pecado (el Papado) será destruido por el aliento del espíritu de la boca del Cristo y con el brillo de su venida.

El espíritu de su boca es una referencia a Isaías 11:4: “Sino que juzgará con justicia a los pobres, y argüirá con equidad por los mansos de la tierra; y herirá la tierra con la vara de su boca, y con el espíritu de sus labios matará al impío”.

La Palabra de Su Boca: el Evangelio proclamado y predicado derribará al hombre de pecado: terminará el papado.

El futuro avivamiento eclipsará la Reforma del siglo 15-16 porque el papado lo sobrevivió. No sobrevivirá el aliento de la boca de Cristo en el milenio.

Romanos 11: 12, 15, 25.

El rechazo de Israel no es definitivo. El remanente se convertirá en plenitud.

12 Y si su transgresión es la riqueza del mundo, y su defección la riqueza de los gentiles, ¿cuánto más su plena restauración?

15 Porque si su exclusión es la reconciliación del mundo, ¿qué será su admisión, sino vida de entre los muertos?

Se llevarán a la Iglesia a través del EVANGELIO, no por separado en una organización diferente. Y traerá mayores bendiciones aún a los gentiles.

25 Porque no quiero, hermanos, que ignoréis este misterio, para que no seáis arrogantes en cuanto a vosotros mismos: que ha acontecido a Israel endurecimiento en parte, hasta que haya entrado la plenitud de los gentiles;

Misterio: un despliegue de los propósitos de Dios (es decir, Efesios 3)

¡Se conecta de nuevo a Ezequiel 37 y Apocalipsis 20! Los huesos secos traídos a la vida.

Salmo 72:17, 19

17 Será su nombre para siempre, Se perpetuará su nombre mientras dure el sol. Benditas serán en él todas las naciones; Lo llamarán bienaventurado.

19 Bendito su nombre glorioso para siempre, Y toda la tierra sea llena de su gloria. Amén y Amén.

Para más información sobre la victoria final: c.f. Salmo 86: 9; 102: 16,21; Isaías 60:8-12,16.

La visión del glorioso milenio puede ser prácticamente vista y saboreada por la mente en las palabras de Malaquías:

Malaquías 1:11: Porque desde donde el sol nace hasta donde se pone, es grande mi nombre entre las naciones; y en todo lugar se ofrece a mi nombre incienso y ofrenda limpia, porque grande es mi nombre entre las naciones, dice Jehová de los ejércitos.

 

Disponible en inglés en: https://purelypresbyterian.com/2015/12/12/the-biblical-case-for-puritan-postmillennialism/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s